Etiquetas

, ,


Ayer la “Decepción Mexinaca” se convirtió en el equipo ke algunos fanáticos conformistas kerían ver.

Sin embargo, reconoceré ke por primera vez en mucho tiempo algo me gustó de ellos: esa tercia de goles-maravilla fue algo estratosférico: me hicieron gritar en medio del trabajo y las caras de reproche de los pobres weyes sentados al lado de mi compu y ke a lo mejor hasta mañana (hoy lunes para ustedes) empezarán a escuchar con normalidad.

Guardado me levantó del asiento. Con el punterazo de Arce me imaginaba ke tenía a Niurka enfrente y me la estaba pasoneando. Y cuando Magallón empalmó la bola de esa manera descubrí lo ke eran los milagros (revisemos, en mi estiercolera vida había visto anotar a esa “joven promesa” y menos un gol de tanta belleza plástica, pero bueno, kizá ya sea tiempo de ke se vaya a Europa, al menos sé ke se debió ir antes ke el “Maza”).

También me agradó lo ke parece ser un cambio de actitud en los ofensivos , ya se atreven a cajetearla, a intentar algunos movimientos ke más tienen ke ver con la magia ke con el estilo clásico de jugar futbol. Y también demostraron cierta noción de orden ke nadie dio señales de entender en la era de Hugo Sánchez, ni en la de “Chucho” Ramírez. ¿Por ké Erksson sí parece entender a las divas saltarinas como Salcido u Osorio? ¿Por ké si no hablaba español como kerían los detractores? ¿De ké lado le habla para ke sus oídos duros comprendan los secretos de atacar con idea y no conceder tantos espacios atrás? ¿Será ke el italiano, portugués o inglés les late más ke el español?

Una puesta a fin de cuentas

El hecho de ke Giovani dos Santos y Carlos Vela estén de titulares me parece ke es bajo la premisa de ke deben agarrar la onda y convertirse en el futuro del Tri. El flátulo es ke no la despiojan como es necesario, hasta el momento son incapaces de armar jugadas ke pongan a temblar a los porteros.

Mas es comprensible la postura del técnico, ke ante la duda de si dejas en la cancha a un par de chamacos ke a lo mejor de repente empiezan a despertar o dar lugar a ke las momias sagradas como Cuauhtémoc roben oxígeno al equipo contrario, se incline por la juventud. Es lo ke todo cerebro con dos neuronas funcionando haría. Es la apuesta lógica y la ke se debió poner en funcionamiento tiempo atrás.

Gracias a ke los directivos y timoneles se “casaron” con algunos delanteros, el país no produce la cantidad necesaria de jugadores en esas posiciones, por ello debieron andar convocando a “Güelito” Borgetti y al “Cuau te caes de risa” todavía unos días atrás.

Pero bueno, esa carencia también dio chance a ke se adoptaran extranjeros en la Selección, idea ke comparto y celebro, ya es tiempo ke nos demos cuenta ke las potencias lo hacen todo el tiempo, nada más vean a Francia, parece más un combinado africano ke galo. Eniuei, ¡ahila bestia!

Anuncios