Etiquetas

,


Entre ustedes y yo, ignoro en qué etapa de su vida el filósofo griego escribió su Ética a Nicómaco, pero considero que su pensamiento es maduro y plenamente acertado cuando considera que la amistad es una de las necesidades más apremiantes de la vida. Sin embargo, apenas comienza el apartado de su Teoría de la Amistad, cuando ya nos enfrentamos a opiniones debatidas. Aristóteles se pregunta si los amigos son generalmente personas muy distintas entre sí (que se complementan) o personas muy parecidas la una a la otra (y que por lo tanto empatizan con mayor facilidad). Difícil planteamiento.

El segundo debate que me interesa comentar a partir de este libro, tiene que ver con el número de amigos que una persona puede tener. Si hacemos a un lado las amistades por placer o por simple utilidad, que no son estrictamente amistades, Aristóteles plantea que es difícil ser amado por muchos, de la misma manera en que es difícil amar a muchas personas. Por lo tanto, el filósofo resuelve que los amigos son pocos, por la propia naturaleza de este sentimiento.

El tercer debate es el relativo al mantenimiento de la amistad. Si bien uno puede tener relaciones y buenos sentimientos hacia muchas personas, la amistad requiere de la vida compartida. De manera que si dos amigos se separan durante largo tiempo, los sentimientos de mutua benevolencia pueden perdurar, pero ya no es adecuado seguir denominando a esa relación como amistad.

Y finalmente, una cita textual de Aristóteles sobre la amistad en los jóvenes:
El placer parece ser el único que inspira las amistades de los jóvenes; ellos viven dominados por la pasión y sólo buscan el placer, y aun puede decirse el placer de momento. Con el tiempo, los placeres cambian y se hacen distintos. Así es que los jóvenes contraen de relámpago sus relaciones amistosas, y cesan del mismo modo en ellas… Los jóvenes se ven arrastrados por el amor; y el amor las más de las veces no se produce sino bajo el imperio de la pasión y del placer. He aquí por qué aman tan pronto y tan pronto cesan de amar, como que cambian vente veces de gusto en un mismo día…

No comparto del todo esta opinión, ya que son precisamente mis amigos de la adolescencia con quienes he construido relaciones sólidas y buenos proyectos. Incluyendo este blog que tienen en sus pantallas.

Hasta aquí por lo pronto con esta pequeña y breve referencia. Un saludo.

Anuncios