Skip to content

El chico de la guerra

febrero 28, 2009

scarboy

Chris Scarborough. Dibujo y fotografía. Una delicadeza delirante, un horror sutil.

2 comentarios leave one →
  1. Fernando permalink
    marzo 7, 2009 10:30 am

    No conozco la obra de este cuate, pero toda niña de ojos rasgados puede convertirse en mi delirio. Me encantan las niñas orientales, creo que derrochan ternura y sensualidad a la vez, es una combinación extraña que talvez, algunos hombres consideramos como sublime debido talvez y solo talvez, a algún historial genético de hace siglos. Me parece muy radical precisamente, la ternura enclavada en un contexto bélico o viceversa. jajaja.

  2. marzo 9, 2009 2:30 pm

    La cultura popular moderna, específicamente las artes plásticas, se han visto muy influenciadas por la estética oriental, en su búsqueda de “exotismo”. El que te agraden las muejeres orientales con especial devoción, no es un placer que comparta, aunque reconozco la sutileza de su hermosura.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: