Skip to content

You know, I learned something today

julio 16, 2009

Echomythia back coverA la manera de Kyle Broflofski, aprendí algunas cosas cuando presencié el concierto de guitarra que ofreció Dimitris Kotronakis anoche en la ciudad. Se trataba de un concierto de música clásica (en realidad era música clásica y moderna, desde Korsakov hasta Faÿs, pero supongo que entienden el punto).

Llegamos temprano, nos formamos educadamente para obtener los mejores lugares -el concierto era gratuito. A las 8.00 se abrieron las puertas de la sala de concierto y tomamos nuestros asientos. Dimitris apareció con un poco de retraso, cuando habían pasado quizá 5 minutos desde la tercera llamada. Nada grave. Nos brindó una interpretación conmovedora y virtuosa. Al iniciar el intermedio, salimos y nos retiramos a casa. Aproveché para comprar su último disco, Echomythia. Todo perfecto.

Algunas cosas llamaron mi atención en los 35 minutos que estuvimos allí:

  1. Cuando observo al intérprete ejecutar esas operaciones virtuosas con sus manos, en ocasiones me distraigo demasiado y dejo de escuchar la música.
  2. Todavía hay personas que dejan encendido su teléfono al momento de asistir a un concierto. No hace daño que suene el timbre cuando escuchas otro tipo de música, pero en estos casos es muy desagradable.
  3. La mitad de los asistentes eran adolescentes y jóvenes menores de 25. Me siento mayor cuando veo sus atuendos y me causan gracia. Mucha. La otra mitad eran personas “de edad”.
  4. Es difícil saber cuándo aplaudir. Si interpretan alguna de esas piezas de Bach que se repiten cada año, es relativamente sencillo darse cuenta, uno ya tiene el oído y las palmas entrenadas. Pero cuando se interpreta a Stëpán Rak, ni idea. Generalmente esperamos a que el propio músico nos haga una seña. Al cabo de dos melodías, ya sabemos cuándo ha dejado de tocar y espera nuestro aplauso. Aprendemos rápido.
  5. A pesar de que somos una cultura más bien ruidosa, bulliciosa, inquieta, somos capaces de quedarnos tranquilos y en silencio durante más de media hora. ¿Por qué es tan fácil? Nadie nos dice que guardemos silencio, es una actitud sobreentendida. Muchos de los asistentes aún son alumnos de alguna escuela o instituto, donde deben dispararles dardos tranquilizantes cada 15 minutos. Las música calma a las bestias, así dicen.
  6. Se agradece bastante que el repertorio sea tan variado. No tengo nada en contra de Bach (es el músico del cual tengo más discos), pero cada edición del Festival de guitarra esta plagada de su Clave. Es refrescante escuchar música nueva.
  7. Actualización: Después de escuchar el disco durante todo el día, puedo afirmar que me gusta la música de Stëpán Rak. Un buen descubrimiento.
4 comentarios leave one →
  1. julio 17, 2009 5:31 pm

    No conocía a este guitarrista. Gracias por la información.

    A mi me pasa igual que a ti en los conciertos.No me puedo situar, unos son demasiado jóvenes y me extraña verlos allí y otros demasiado mayores.Tal vez sea que no me doy cuenta de que yo también estoy entre los mayores.

    Una duda, ¿por qué te fuiste en el intermedio?

  2. julio 19, 2009 4:07 pm

    Siempre esta bueno tener sugerencias para amplicar la librería de música, y guitarrista aún mejor.

    Y con relación a lo demás, es mejor dejarse llevar… let it flow!

  3. Freyja permalink
    julio 19, 2009 10:44 pm

    Yo tambien estuve ahí!!!, fue tal y como tú lo describes… conmovedor… te olvidas de tu mundo y te llevan al de ellos… pero sería perfecto si fuera concierto privado, tal vez por eso te fuiste, llega un punto hasta donde es soportable estar con personas con celulares, sonando, o con ganas de estar platicando, o con bebes que lloran, o fotografos con reflectores (flash) que te dejan ciego, pero despues de tanto o te sales tú o los corres a ellos, y como no puedes pues mejor te vas… y que se sepa que no me quejo.
    En cuanto a Dimitris, mis respetos, tiene una calidad artística impresionante, ojala algun día la logre tener su habilidad o por lo menos la coleccion de sus discos… ¿fuiste a los otros conciertos? …
    saludos y un besote

  4. Edgar Valdes permalink*
    julio 20, 2009 8:03 am

    jusamawi Debe ser que ambos estamos entre los mayores, aunque no demasiado (cuando uno está entre los chavales ni siquiera se pregunta algo así). Para mi fue una revelación tanto el guitarrista como su selección musical.

    Calila Como dice un “comercial” acá en esta tierra: La música te envuelve sin pedirte permiso.

    Freyja Sí, es muy fácil desarrollar un odio especial por ese tipo de personas, qué se le va a hacer. Aunque me parece que la gran mayoría es respetuosa y se sitúa en su papel de hechizado. “ojala algun día la logre tener su habilidad o por lo menos la coleccion de sus discos”… jaja. Esperemos que ambas. ¿Eres guitarrista? Sí fui a dos conciertos más, preparo la crónica. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: