Skip to content

Le Demoiselles D’Hamilton

julio 18, 2009

david-hamilton

Fotografías: David Hamilton Una galería sin desperdicio.

7 comentarios leave one →
  1. julio 19, 2009 4:06 pm

    Cuanta inocencia… que maravilloso como logra captar estas imagenes que siendo sugerentes, no llegan a ser, a mi modo de ver, sugerentes o eróticas. Seré yo? Las encuentro naturales y bellas…

  2. Freyja permalink
    julio 19, 2009 11:10 pm

    creo que nos describen perfectamente a las mujeres… inocentes? provocativas? eso depende de quien este enfrente… un beso

  3. julio 20, 2009 8:11 am

    Calila Eres tú, definitivamente.🙂 Me parece que tienes razón en el aspecto de la inocencia captada o provocada por el fotógrafo, a través de las expresiones corporales y la luz difusa. Pero también es cierto que los hombres somos capaces de encontrar un alto erotismo en las imágenes más estilizadas y sobrias. Y está allí.

    Freyja Ambas, inocentes y provocativas. Quizá sea su marcado halo de ser etéreo lo que convierte a estas imágenes en un poema a la sensualidad femenina, esa sensualidad básica, latente, sin pretensiones.

  4. Rodrigo permalink
    julio 24, 2009 9:23 pm

    Te doy la razon en lo que comentas mi buen “los hombres somos capaces de encontrar un alto erotismo en las imágenes más estilizadas y sobrias” y no por eso somo libidinosos (termino por cierto muy mal aplicado), sino que siemplemente, por nuestra parte de instinto, somo simples, nos deleitamos al ver la belleza al NATURAL.

    el problema esta en que no han educado a que el cuerpo es malo… pues si lo fuera entonces para que nos lo dieron asi, para que nos crearon sin ropas si el admirar como somos iba a causar tanta culpa, miedo, desilusion.

    Por eso me gustan las imagenes que pones, porque uno las puede ver como eroticas, como artisticas, como simples, como esplendorosas, y no importa de que otras formas mas, al final lo que cuenta es como las disfrutamos y ademas, que podemos expresar nuestros sentires y pensamientos y gustos a traves de ellas.

    • agosto 3, 2009 5:01 pm

      De acuerdo contigo Rodrigo. Estas imágenes son un vehículo de placer e imaginación, de gozo en sí mismo, de felicidad.
      Un saludo.

  5. agosto 13, 2009 11:20 am

    Una leyenda del erotismo este Hamilton, casi un pecado el onanismo con esas muchachas tan delicadas e inocentes; a primera vista, después entra en juego la imaginación de cada cual.
    Un saludo cordial y cálido.

    Moi

  6. simon permalink
    enero 2, 2010 6:24 pm

    Lo que es yo, quedé muy muy caliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: