Skip to content

Dr. Google and a bunch of Mr. Hides

agosto 5, 2009

Es una idea repetida hasta el cansancio, pero no menos cierta por desgaste: internet se ha vuelto parte fundamental de nuestras vidas. La red nos mantiene conectados “en tiempo real” con los sucesos del mundo, nos permite reencontrar amigos de la infancia o establecer contacto con personas de países que jamás conoceremos y nos acerca lo mismo a la charlatanería que al conocimiento de punta.

Hay una cierta sensación de Gran Fraternidad desde el momento en que esa pantalla de no más de dos milímetros cuadrados al lado derecho de nuestro monitor se enciende indicándonos que estamos conectados. Podemos conocer virtualmente a casi cualquier persona y pertenecer a las comunidades más diversas para luego cambiarlas por otra nacionalidad cyberespacial. Es casi una utopía Lenonniana: “imagine all the people living for the web”.

No obstante, como en toda familia, el individuo necesita reconocerse, encontrar las coordenadas universales que le den un sentido de pertenencia en el sistema. Requiere encontrar su cyberlugar. El otro día decidí, luego de pensarlo por algun tiempo, encontrar el mío, tecleando mi nombre para reconocerme en la red, pero también para descubrir cosas sobre mis otros yo. Estos fueron los resultados:

Google me enfrentó, de entrada, con un hecho que ya sospechaba, pero que no esperaba confirmar tan rápido: en este y por lo visto en todos los universos paralelos existentes perdura mi vocación burocrática. La primera referencia de mi búsqueda me llevó a un alter-ego llamado Edgar José Sandoval Gutiérrez que acaba de ser designado Director Administrativo Regional del estado de Barinas en la muy Bolivariana República de Venezuela.

La segunda y tercera referencias me llevaron a este blog y al post que aparentemente es el más leído de los que he escrito: La muerte de Mafalda. Había encontrado una primera coordenada sobre mi nacionalidad: mi querido Atanor.

Después de la alegría nacerá la tormenta: mi siguiente alter ego vive en Morelia, es un postadolescente con cara de zombie, peinado semi afro y además aparece en la página de Sociales. Sin comentarios.

No conforme con ello, en algunas dimensiones paralelas suelo tener conductas suicidas: en Tepic me he desposado el pasado 3 de noviembre con la señorita Georgina Gutiérrez Mata. Ni siquiera me ha quedado ánimo para averiguar si la chica era de buenas familias (lo cual hubiera resultado más desastrozo aun). Y esa ha sido sólo la primera página.

Los resultados que aparecen después resultan bastante interesantes: parte de un comité organizador de un Seminario sobre Hermeneutica por parte de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, comentarista en un blog sobre coctelería, escritor de un intento bizarro de novela llamado “Con olor a pasto”, columnista de un diario deportivo en Chiapas, beneficiario de un programa de apoyo a PyME’s, policía en la delegación Tlahuac del Distrito Federal, perito químico en Tepic, acusado de robo calificado en Morelia, segundo lugar en una competencia de natación en Guadalajara.

Miembro de la Academia Mexicana de Lógica; nombre que aparece, sin causa conocida, en un expediente del Tribunal Constitucional de Bolivia; trabajador mal pagado de la presidencia municipal de Zempoala, Hidalgo (¡Y dale con la vocación burocrática!); habitante de la región de Tolima en Colombia (y a la par miembro de Sónico); graduado de la primaria John Marshall en Anaheim, California.

Director general de una Estancia para el Bienestar y Desarrollo Infantil en Celaya, Guanajuato; escritor de un ensayo sobre los límites de la Comunicación…¡Uff, con razón siempre llego tan cansado por las noches a casa!

4 comentarios leave one →
  1. agosto 5, 2009 2:57 pm

    Acusado de robo calificado.. bendito el dios, mi buen amigo, pero “qué andarás haciendo ahora”, como dice Serrano.

    En cuanto a la burocracia, me parece que es tan vasto el número de zombies que todos tenemos nuestro alter ego en las filas del Estado. Aunque de hecho, ¿para qué buscar si nosotros mismos ya estamos ahí…?

    Saludo tu nuevo post y te mando un abrazo, colega y hermano, pues ya te hacía devorado por la Gran Urbe, o al menos en misión al centro de la tierra, cual nuevo Lidenbrock, en las mismísimas entrañas del Popocatépetl.

  2. agosto 5, 2009 5:05 pm

    No sé a cuál de tus alter egos dirigirme.Dudo si felicitarte por tu boda,presentar mis respetos al Director Administrativo Regional o pedirte alguna que otra lección de lógica.
    Finalmente he decidido saludar al asesino de Mafalda y al autor de Con olor a pasto para pedirle que siga escribiendo y no abandone la literatura por la natación.

    Con la esperanza de que mi petición sea atendida, se despide atentamente un admirador de un hombre con tamañas capacidades.

  3. agosto 10, 2009 10:36 pm

    Tocayo, pues por andar googleando ya ves con lo que me encontré… esta urbe siempre te devora, eso es inevitable… fuera de eso han sido días muy movidos en mi vida, pero espero esto se estabilice pronto y escribir más seguido… mi querido Atanor me reclama constantemente por abandonarlo.

    Querido Jusamawi, cualquier felicitación puede ser enviada directamente a la Dirección General de Asuntos Intrascendentes, piso 3 oficina 1728. Mientras tanto prometo seguir cometiendo crímenes calificados contra la falta de inspiración, nadar entre líneas trasnochadas escritas en papel de plasma, casarme de por vida con los desvaríos que asaltan mi mente, atentar contra toda lógica al empuñar la espada de madera y grafito, realizar en su momento la autopsia correspondiente a la piba de mis lecturas de infancia y seguir escribiendo Con Olor a Pasto cada vez que la vida lo permita.

  4. agosto 12, 2009 5:08 pm

    Te tomo la palabra. Que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: