Skip to content

L.A. Confidential

septiembre 14, 2009

He vuelto a ver esta excelente película de finales de los noventa, que trata de emular la trama y el espíritu de aquellas cintas de la posguerra en que los detectives rudos, los asesinatos misteriosos y las chicas glamorosas se envuelven en humo de cigarrillos, whisky y canciones de fonógrafo lejano.

¿Qué hace que una película cualquiera persista en nuestra memoria? No lo sé. Quizá un casting acertado y una historia sin demasiados altibajos. Y es que en realidad no pedimos demasiado: actuaciones creíbles, acción y algo de romanticismo.

En este caso, privan los personajes adecuados en una historia que no pretende vueltas de tuerca (como las odio después de un rato).

l.a.confidential-James Cromwell

James Cromwell (Dudley Smith). Polifacético actor de reparto, lo mismo es el simpático granjero en Babe que el visionario científico que muere al inicio de Yo, Robot.

Se le da con bastante facilidad el papel de policía corrupto, y hace un papel destacado como Dudley Smith, el jefe de policía de la ciudad Los Ángeles que intenta hacerse con el liderazgo del crimen organizado.

l.a.confidential-Guy Pearce

Guy Pearce (Ed Exley). Tardé un rato en darme cuenta, pero éste es el chico que en Memento (la exquisita película de Christopher Nolan) pelea consigo mismo y su memoria volátil. También lo vimos en La máquina del tiempo, en otro intento por llevar a la pantalla los suelos de Wells.

Aquí, por el contrario, interpreta al teniente detective Exley, una interesante mezcla de ambición e integridad, juventud e inteligencia, que se encarga de resolver crímenes aún contra la voluntad de sus jefes y compañeros.

l.a.confidential-Kevin Spacey

Kevin Spacey (Jack Vincennes) El buen Kevin Spacey, cuando aún hacía cintas memorables. The Usual Suspects es una de esas grandes cintas para recomendar sin que nos haga quedar mal, y American Beauty, qué puedo decir,  es una maravilla.

Se encarga de dar vida al policía Vincennes: ligeramente corrupto, ligeramente carismático, con conexiones en más de un lugar tanto en el jet set tanto como en el bajo mundo de Los Ángeles. Tarde le entran remordimientos de conciencia, pero aun así se las ingenia para aportar la habichuela mágica que resuelve el misterio. Un aplauso para Kevin.

l.a.confidential-Kim Basinger

Kim Basinger (Lynn Bracken). Ya no es la amante de Mickey Rourke (Nine 1/2 Weeks), pero todavía no es la madre de Eminem (8 Mile). Su papel pudo ser interpretado, digamos, por una más joven Naomi Watts, pero no lo hace mal la señora Basinger. Ese cabello ondulado nos demuestra que pudo hacer más en el cine negro de medio siglo que en los insípidos ochentas.

En esta cinta es Lynn Bracken, una prostituta de lujo y eslabón de la red de corruptelas y complicidades que sazonan la trama. Aparece en el póster oficial ocupando todo el primer plano,  y es la única mujer relevante del filme.

l.a.confidential-Russell Crowe

Russell Crowe (Bud White). Antes de Gladiator, ya era el chico rudo. Dos años antes había participado en el fallido experimento de Sam Raimi (The Quick and the Dead) con Sharon Stone, y justo a tiempo pudo rectificar con esta cinta, para posteriormente abrazar el éxito de taquilla y crítica con trabajos posteriores: The Insider, A Beautiful Mind, American Gangster, etc.

Aquí lo vemos como Bud, el violento detective que no soporta ver el maltrato a las mujeres al mismo tiempo que acaba con sospechosos, delincuentes, mobiliario y hasta compañeros de trabajo. Se enamora de la prostituta, se hace amigo del policía nerd, se deja manipular por el jefe corrupto. Bud White, visceral y transparente, hace de engrane de esta magnífica historia de grises, pasiones y claroscuros.

¿Por qué hago esta crónica de una cinta antigua y galardonada? No lo sé. Quizá porque es bueno recordar que algo nos gusta, que podemos verlo por segunda vez y descubrir que sigue existiendo magia aún en las cosas conocidas y familiares.

4 comentarios leave one →
  1. septiembre 18, 2009 6:01 pm

    Yo también quedé prendado con esta película. Me pasó una cosa curiosa:conocí a Russell Crowe aquí y me impactó su trabajo, creía que había llegado un duro como los de antes.El hechizo sólo me duró una película.Nunca más ha vuelto a ser lo que pensé que sería.Una pena.

    • septiembre 19, 2009 5:20 pm

      Tienes razón. En Gladiator es un buen tipo, valiente y honrado. En otras cintas ha hecho de todo. Actúa bien, y quizá sea bueno para sí mismo la variedad. Pero hacen falta tipos rudos en el cine.

  2. marzo 25, 2011 4:08 am

    A mí también me gustó. Y, es curioso, la película es más ordenada y fácil de seguir que la novela.

    • abril 11, 2011 4:56 pm

      Yo inicié el libro, pero no lo he terminado. Ya le daré otra oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: