Skip to content

El Cantar de los Nibelungos

febrero 2, 2010

-¿Conoces la saga? –le pregunté. –Por supuesto- me dijo-.
La trágica historia que los alemanes echaron a perder con sus tardíos Nibelungos

J.L.Borges, Ulrica

[Hacia finales del siglo XII, un autor ahora anónimo dio por escribir la historia de Siegfried Kriemhild según había llegado hasta sus días. La que fuera una historia pagana de la Alemania primitiva (siglos V y VI), se reviste de elementos cristianos y así llega hasta nuestra época.

La idea es sencilla: Siegfried se casa con Kriemhild; el hermano de ella, Gunther, se casa con Brunhild. Brunhild y Kriemhild se pelean. Hagen venga el honor de Brunhild matando a Siegfried. Kriemhild se venga de Hagen asesinando a Hagen, Gunther, Geiselher, Gernot, Dankwart, Gelfrat, Rüdiger, Volker, Blodel, Iring y Dietrich. Para terminar, Hildebrand asesina a Kriemhild. Fin.]

Kriemhild, la bella, empuña la espada que fuera del héroe. Sangre caliente enrojece a Balmug, el arma de Siegfried. A sus pies yace Hagen decapitado, al fin vengada su infamia, y la cruel reina encuentra paz en su espíritu, pero no por mucho, pues Hildebrand, afrentado, termina con aquella masacre dando muerte a la doncella que soñó la tragedia de un halcón.

Poco antes, la vengativa reina portaba la cabeza de su hermano, Gunther, rey de los burgundios, para mostrarla a Hagen y así obtener su miedo y la rendición de su espíritu. El tesoro de los Nibelungos buscaba la doncella, tesoro grandioso que por derecho le pertenecía. Hagen lo había robado y escondido en traición con el rey, que ahora yace muerto, separada la cabeza por mano de su propia hermana.

Gunther, altivo rey, se había presentado en la corte de su hermana, mujer de Attila. A banquete de corte le han convocado, y reyes y vasallos a él se presentan, aun siendo alertados de la trampa que aguarda. En el séptimo día el castillo se rodea de llamas, espadas y lanzas han destrozado a los héroes. El sueño de Ute, que alertaba a sus hijos, no ha sido escuchado.

Trece años antes, Kriemhild llora la muerte de Siegfried a manos de Hagen. A traición a clavado una lanza en su espalda, y el héroe, invulnerable en cualquier otro punto de su cuerpo, muere a un costado del río. La propia reina ha dado a Hagen el secreto mortal, ella fue quien reveló el único punto vulnerable, ahora no queda más que llorar su final.

En al ahora lejano inicio, Kriemhild observa a Siegfried desde su alta ventana. Allí está el halcón que soñaba. Siegfried nunca la ha visto, pero ha venido por su mano atraído por la fama de su belleza. Sabe que ella es su destino, pero ignora el sangriento final que a todos aguarda.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: