Skip to content

No voy a sentarme sumisamente y esperar por las nieves.

octubre 15, 2011

Ha terminado mi sabático en Atanor. Deseo volver a compartir con la hoja en blanco las lecturas y reflexiones que traigo entre manos. Suena pedante y tal vez lo sea, pero es el tipo de cosas que uno puede hacer cuando abre una bitácora: pasar de las opiniones ajenas, o pasar incluso de la falta de opiniones de allá afuera. He imaginado siempre mi participación en el mundo virtual desde una perspectiva monástica: un ejercicio de austeridad pero también de expresión; una práctica cotidiana y solitaria, apoyada desinteresadamente por los Hermanos de la Causa, por los compañeros de blog y por los ocasionales lectores o voyeurs. Escribamos, pues.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: